Los fondos de retorno absoluto tienen como objetivo conseguir una rentabilidad positiva en un determinado periodo de tiempo, generalmente 2 o 3 años. Estos fondos buscan obtener beneficios manteniéndose ajustados a su nivel de riesgo y centrándose en la preservación del patrimonio.

Como ya explicamos de forma breve en nuestro artículo Tipos de fondos de inversión, pese a lo que su nombre indica, estos fondos no es que tengan asegurada la rentabilidad, sino que tienen ese objetivo entre sus fines.

Los fondos de retorno absoluto son un producto dirigido a inversores con un perfil conservador que no quieran correr demasiados riesgos a la hora de invertir sus ahorros. Su gestión es más abierta que la de otros fondos más tradicionales, ya que la gestora es libre para tomar las decisiones de inversión, guiándose por la rentabilidad y la baja volatilidad. ¿Qué es la volatilidad? Es el grado de variaciones que se producen en los activos financieros, por lo que, a mayor volatilidad, mayor será el riesgo de que se produzcan grandes oscilaciones que puedan afectar a nuestra inversión. Por eso, en los fondos de retorno absoluto se busca que la volatilidad sea baja.

Si te interesa este tipo de fondos y quieres saber más sobre ellos, desde El Blog del Inversor te explicamos a continuación lo que necesitas conocer sobre los fondos de retorno absoluto.

¿Cómo funcionan los fondos de retorno absoluto?

Los fondos de retorno absoluto son muy flexibles, no solo por invertir en distintos tipos de activos (renta fija, renta variable, divisas…), sino también por sus diferentes políticas de inversión y estilos de gestión. Estos fondos pueden adoptar posiciones compradoras para aprovecharse de las subidas y, posteriormente, adoptar posiciones vendedoras en las caídas de los activos. Además, utilizan diferentes instrumentos financieros de forma intensiva para gestionar mejor los riesgos y poder adaptarse adecuadamente a los cambios del mercado.

¿Qué debo saber antes de invertir?

Como ya hemos explicado en artículos anteriores, es importante consultar el folleto informativo del fondo para conocer:

– La política de inversión: al ser un fondo de retorno absoluto normalmente se invierte en diferentes tipos de activos y con estrategias variadas. Por ello, es importante que antes de invertir leas el folleto para saber en qué activos invierte el fondo y cuáles son las estrategias que seguirá.

– El objetivo del fondo: antes de invertir debemos saber qué buscamos invirtiendo en un fondo de retorno absoluto para, de esta forma, elegir el que más nos ayude a cumplir ese objetivo.

– Las comisiones: es importante conocer las comisiones que nos van a cobrar por la gestión, ya que de ellas dependerá la rentabilidad que obtendremos con el fondo. Cuanto menores sean, mayor beneficio obtendremos. 

– El perfil de riesgo del fondo: a pesar de que los fondos de retorno absoluto suelen conllevar un riesgo bajo, antes de invertir podemos comprobar su perfil de riesgo en el folleto informativo. Suele venir indicado en una escala del 1 al 7, siendo 1 el riesgo más bajo y 7 el máximo.

Esperamos que este artículo haya resuelto tus dudas sobre qué es un fondo de retorno absoluto y cómo funcionan, para que puedas invertir tus ahorros con mayor conocimiento y de la forma más segura posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *