Los fondos de inversión son una buena forma de generar rentabilidad para los ahorros, sobre todo, cuando no somos expertos en finanzas.

Ahora que tenemos claro qué es un fondo de inversión y entendemos por qué es un vehículo adecuado para que los ahorradores pongan a trabajar su dinero de una forma cómoda de la mano de profesionales de la inversión, veamos cómo invertir en este vehículo financiero.

Tipos de fondos de inversión

En el mercado existen muchos tipos de fondos de inversión: de renta variable, renta fija, monetarios, mobiliarios, de retorno absoluto, de acumulación o de reparto. Asimismo, según la forma de gestionarlos hay fondos de gestión pasiva y de gestión activa.  

Si quieres conocer en detalle los diferentes fondos en los que puedes invertir puedes leer nuestro artículo Tipos de fondos de inversión para tener más información. En el caso de que ya tengas conocimiento sobre los diferentes fondos que existen, es probable que haya uno que te interese y se ajuste a tu perfil inversor.

Perfil de riesgo

Para saber qué tipo de fondo de inversión elegir, es necesario que te preguntes cuánto riesgo estás dispuesto a asumir y cuánta rentabilidad buscas obtener, siempre teniendo en cuenta que los fondos con mayor potencial de revalorización acarrean un mayor riesgo. Tendrás que realizar un test con el que se evaluará tu perfil de riesgo.

En el folleto informativo del fondo de inversión se establece la política de inversión (el tipo de activos en los que invierte el fondo y los distintos porcentajes en los que se van a distribuir los distintos activos, las comisiones, el perfil de riesgo del fondo (que se suele medir en una escala del 1 al 7) o los objetivos de rentabilidad. Es importante examinar detenidamente toda esta información para poder asegurarnos de que sabemos bien en lo que estamos invirtiendo.

Horizonte temporal

El objetivo por el que invertimos y el horizonte temporal para alcanzarlo también se deben tener en cuenta para elegir el tipo de fondo de inversión. No es lo mismo ahorrar e invertir para la jubilación que para los estudios universitarios de los hijos o para la compra de un vehículo. Dependiendo de la situación personal del inversor, estos objetivos se alcanzarán en distintos plazos. Esto condiciona el tipo de fondo en el que invertir. Cuando disponemos de tiempo suficiente, la renta variable es el activo más recomendable; en cambio, cuando necesitamos el dinero en menos de tres años, la renta fija es el activo más recomendable.

Diversificación

Por naturaleza, un fondo de inversión ofrece una cartera variada de activos. Los hay con diversificación geográfica o sectorial. Cumple así la máxima que debe tener todo inversor: no poner todos los huevos en la misma cesta. Si bien, una buena estrategia es, además, repartir el ahorro en diferentes fondos de inversión para minimizar eventuales pérdidas.

Cómo suscribir un fondo de inversión

Una vez que conocemos los distintos tipos de fondos de inversión y cuáles se ajustan a nuestro perfil de riesgo y horizonte temporal, llega el momento de suscribir un fondo de inversión.

Debes plantearte unas cuestiones. Por un lado, entender lo que nos ofrece el fondo elegido y, por otro, acudir a la gestora que lo comercializa

Es importante que cuando te decidas a hacerlo, la sociedad en la que deposites tus ahorros se encuentre registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En nuestro artículo ¿Cómo contratar un fondo de inversión? explicamos con detalle todas las opciones que tienes para contratar el fondo de inversión que te interesa.

Vigila la evolución de tu inversión

Es importante que, una vez que hayamos invertido, no nos olvidemos de controlar la evolución del fondo de inversión en el que hemos depositado nuestros ahorros. No es necesario vigilarlo de forma diaria, porque para esto lo hemos dejado en manos de profesionales cualificados, pero sí que conviene hacer un seguimiento de forma periódica. Normalmente, la entidad gestora nos mantendrá informados mediante estados de posición de nuestras inversiones.

Esperamos que esta información te haya ayudado a comprender cómo invertir correctamente en un fondo de inversión, para que lo hagas de forma consciente y asumiendo solo los riesgos que quieras. De la mano de profesionales de la inversión puedes minimizarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *