Carlos de Vega, gestor senior de Fondos Mixtos de Santalucía Asset Management, recomienda el libro “Distressed Debt Analysis: Strategies for Speculative Investors”, de Stephen G. Moyer, para aquellos que deseen profundizar sobre la deuda de alto riesgo.

La obra “Distressed debt Analysis: Strategies for Speculative Investors” (J. Ross Pub Inc., 2004) recomendada por Carlos de Vega, gestor senior de Fondos Mixtos de Santalucía Asset Management, escrita por el economista, Stephen G. Moyer, se adentra en una temática muy compleja como es la deuda de alto riesgo y el análisis de compañías que están atravesando momentos complicados o procesos de reestructuración de una manera práctica y entendible.

“Resulta muy interesante ver las etapas por las que puede pasar una compañía en esta situación y cómo afectan los intereses de los distintos agentes que participan en la empresa como son los accionistas, los acreedores, el equipo directivo, reguladores, etc. Estos actores no siempre comparten los mismos intereses y la valoración de los activos y el análisis de las distintas posibilidades de resolución hacen que ésta sea la parte más compleja e interesante para un inversor que esté valorando este tipo de activos financieros”, detalla Carlos de Vega.

El autor de la obra realiza un análisis de la estrategia, planificación e inversión llevada a cabo por inversores. Contiene, además, ejemplos de casos reales de compañías que han afrontado estas situaciones y muestra los distintos mecanismos para valorar si una compañía debe afrontar una restructuración o una liquidación de sus activos, y si puede ser una inversión rentable desde cualquier segmento de la estructura de capital de la empresa.

De este modo, “Distressed debt Analysis: Strategies for Speculative Investors” ofrece una visión práctica y teórica de los fracasos a los que suelen hacer frente los inversores y, a través de diferentes técnicas, pauta cómo regenerar un negocio.

Claves del análisis de deuda de alto riesgo

El libro está enfocado a analistas financieros, gestores de cartera, departamentos de quiebras de bufetes de abogados, grupos de asesores de reestructuración, firmas de consultoría de cambios y reorganización, entre otros.

Stephen G. Moyer especifica algunos puntos clave para salir de una situación compleja en términos de deuda:

  • Proporciona técnicas de inversión para beneficiarse de reorganizaciones, reestructuraciones y quiebras.
  • Explica cómo determinar si el objetivo de inversión es factible dada la estructura de capital de una empresa objetivo y en qué parte de la estructura de capital invertir para alcanzar el objetivo de inversión.
  • Identifica cuándo se puede llevar a cabo una reestructuración fuera de un proceso de quiebra y las estrategias y técnicas más eficaces.
  • Especifica los problemas legales y financieros que afectan a los retornos de inversión para identificar y cuantificar adecuadamente los riesgos de inversión.
  • Detalla estrategias básicas de inversión y técnicas analíticas con estudios de casos y referencias a numerosos ejemplos del mundo real para enfatizar conceptos importantes y cuestiones críticas, etc.

“Creo que es un libro distinto, que aporta un enfoque nuevo, ya que ahonda en un tema muy específico sobre el que existe escasa literatura dentro del campo de las inversiones y en el que otros libros o estilos de inversión no llegan a profundizar”, sostiene Carlos de Vega.

Stephen G. Moyer lleva más de 25 años de trayectoria profesional asentada en el análisis de inversiones y finanzas corporativas. Su interés en el análisis de valores comenzó siendo miembro del High Yield Research Group en Drexel Burnham Lambert. Comenzó su carrera como abogado en Jones Day y más tarde con Riordan & McKenzie. Es un reconocido orador y escritor sobre el tema de los valores en dificultades y un profesor frecuente en eventos de la industria y programas de negocios de posgrado. Ha trabajado para grandes firmas de inversiones como Tennenbaum Capital Partners, The First Boston Corporation (ahora Credit Suisse), Bank of America Securities, Kemper Securities (ahora Wells Fargo) e Imperial Capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *